imagen tienda

Muñecas y Juguetes Waldorf Tendo

Cuando hablo de mi trabajo me remonto a cuando era niño, donde mi compañera era una osa, y dormía con ella, jugaba, y la lavaron un millón de veces. Por eso creo que una muñeca es mucho mas que un juguete. Aquí, cada Muñeca es única y todas están inspiradas en la tradición Waldorf, hechas completamente a mano, con lana natural y telas e hilo de algodón. Miden alrededor de 40 cm. las más grandes, y son exquisitas y suaves para que los niños puedan jugar e incluso irse a dormir con ellas, tal como hice cuando era niño. Se puede hacer con distintos colores de piel, y de pelo, idealmente con las características del niño a quien va destinada. La muñeca de nudos, o Tuto, tambien está inspirado en la tradición Waldorf, y está hecha exclusivamente para niños desde que nacen y le acompañará en su primer año de vida. Todo está hecho completamente a mano, solo con lana y telas e hilo de algodón, sin acrílicos, disponible en varios colores. El diseño de las tradicionales muñecas Waldorf se caracteriza por su sencillez y la suave expresión en el rostro, lo que potencia la imaginación y fantasía de los niños, factores clave para el desarrollo de su creatividad. Para un niño o una niña, la muñeca es un compañero, un amigo íntimo muy próximo a su corazón. Le acompaña en todas sus andanzas, a la hora de dormir, en el juego,… Un niño no establece esta relación con una pelota o con un autito. En realidad para un niño, la muñeca que tiene en sus manos es como un espejo de su propio ser y de la situación en la que se halla su desarrollo. Por eso tiene la misma importancia pedagógica para los niños que para las niñas. Con una muñeca, los niños pueden desarrollar todas sus fuerzas de fantasía. Así que es muy importante también que esté elaborada con materiales naturales vivos, como la lana, o el algodón. En sus manos van a tener un trabajo hecho a conciencia, cada puntada es una respiración, viviendo el Aquí y Ahora

Ubicación